1979 – 1980: Odi Ka, Ifá afrocubano y Olofin

Desde África provino nuestro Legado Religioso, Secretos, Fundamentos y Ceremonias, de las cuales tenemos absoluto conocimiento y control, por lo cual para nosotros es básico y adecuado deberles nuestra obediencia y respeto, y las defendemos con energía y respeto.

Esta es una responsabilidad irrenunciable.

Reiteramos que tenemos, de las africanos, principalmente de los Yoruba, una gran estima a través de dolorosos lazos de historia, cultura y sangre. Pero también reconocemos que los cubanos, a través de nuestra recta voluntad, estudios, y esfuerzo, tenemos en nuestra Religión una posesión de Herencia Universal, mediante nuestros niveles más altos de conocimiento, y mediante las Ceremonias realizadas. En otros países, sin embargo, ellos han caído en deterioro, estancamiento y corrupción.

Mantenemos nuestra posición clara y vertical… en defensa de nuestro Legado Religioso… cuando reafirmamos que reconocemos únicamente como reales y legítimos Olofis y Santos recibidos en Cuba o fuera de ella, los dirigidos bajo Ceremonias y Jerarquías. Nuestra actitud es honesta y comprensiva cuando reafirmamos que los Ifases hechos fuera de Cuba por babalawos cubanos, que recibieron Olofin en Cuba, son reconocidos y legítimos para nosotros.

Somos partidarios de la preservación de la unidad. Cualquier diferencia que surja debe ser corregida en una forma honesta y fraterna. Nadie tiene el derecho de mantener una línea de indisciplina, arbitrariedades, anarquismo, división, o distorsión… Eso es individualismo y deshonestidad.

No aceptamos o permitimos, que sacerdotes externos intervengan en nuestros asuntos, de cualquier manera, pretexto o método.

 


 


NOTA:

Extracto de carta escrita entre 1979 y 1980 por Miguel Febles Padrón Odi Ka, en su condición de máxima autoridad del complejo religioso afrocubano, en la oportunidad de las primeras iniciaciones de Ifá realizadas en Miami (la segunda diáspora del afrocubanismo) por sacerdotes afrocubanos con la ayuda del babalawo nigeriano Ifá Yemí Eleguibon. Estas ceremonias pseudo-africanizadas fueron llevadas a cabo por el babalawo de origen cubano José Miguel Gómez Barberas (“Miguel Batea”, Otura Adakoy).

El primer Olofista llegado a Miami-EEUU (1965)  que logró iniciar a otros babalawos (1969) fue Carlos Ojeda Osa Rete de la rama de Bernardo Rojas Torres, Irete Untendi, quien había recibido Olofin de manos de Miguel Febles Padrón Odi Ka poco antes de su salida de Cuba. En el año 1975 mediante correspondencia con amistades de La Habana, Miguel Batea reportó haber esperado en vano durante más de dos años que Miguel Febles Padrón Odi ka le entregara Olofin, y con ello la autoridad para iniciar a sus ahijados en Miami. Para Miguel Batea la carencia de respuesta de Odi Ka era una muestra que él estaba siendo bloqueado en Miami por la fuerte e influyente casa del respetado Olofista Osa Rete.

De esta manera,  en un viaje de 10 días a Nigeria en septiembre de 1975, un adinerado Miguel Batea se aseguró las conexiones en Oshogbo, el gran centro de adoración de Osun city, y tres años después, estableció en Miami por 42 días al babalawo Ifá Yemí Eleguibon (Ogbe Yono) y entregó 3 “olofin”. De acuerdo con la retórica de Miguel Batea Ifá Yemí era un gran Oba en Oshogbo, y su abuelo era el hermano de “Atandá Faniyi”, uno de los primeros babalawos que hicieron vida en Cuba, aunque sin linaje ya que su aporte estuvo dirigido a la construcción y toque de los tambores batá. No obstante, la mayor controversia ocurrió posteriormente, cuando Ifá Yemí inició en Ifá Nigeriano de manera inédita a la ciudadana americana de origen judío  Patri Dhaifa el 22 de enero de 1985 en Nueva York.

 

 

 

 

Tres relatos vivenciales sobre Odi Ka y una anécdota…

UNO

Estábamos Miguel Febles, Fran Cabrera y un montón de gente y un servidor en casa de Fran, en eso se escapan unas guineas que acababan de traer para una ceremonia y salió todo el mundo detrás de los animales y le dice Miguel a Fran: “deja eso Fran, no cojas lucha”, y empezó Miguel a rezar y dijo: “eah, ábreme esa puerta chico”, se refería a la puerta de la casa y en eso comienzan las guineas a descender de los árboles y del tejado y se metieron todas en la casa de Fran”

(pág 47)

——————

DOS

Deciden hacer una especie de cooperativa para ahorrar dinero que en Cuba llaman un Banco de Aportación. Miguel cumpliendo con su parte hace sus aportes que montaban a mil pesos semanales.

Yo nunca había visto tanto dinero en manos de nadie y un buen día Miguel se presenta y le dice al que fungía de banquero:

“¿Oye y donde está mi dinero?”

Y el banquero le responde:

– “Aquí no hay dinero nada”.

Y entonces Miguel virando la espalda dice:

“tu vas a ver lo que te va a pasar”

Lo que pasó fue que un camión sin frenos se metió en la casa del banquero, que después cayó preso y dice Miguel:

“tu vas a ver ahora cómo lo voy a sacar”.

Si rezó tres signos arriba del tablero fue mucho, y le dijo a uno que estaba en el sitio:

“vaya y eche allá en el juzgado esto que le estoy entregando, que a las doce del día el hombre estará en su casa”.

Así lo hicieron y a las doce del día ¡el hombre estaba en su casa!

¡Ese era Miguel Febles Padrón Odi Ka!

(pág 48)

———————-

TRES

Estaba yo un día en casa de Fran Cabrera Ogbe She, y allí se encontraba también Miguel Febles quien le dice a Fran: “el babalawo cree que todo es tirar okuele nada más, pero también hay que saber adivinar”. “Oye eso es espiritismo” le dice Fran. “Eso no es espiritismo, eso es Ifá”.

En ese momento pasa un individuo que yo sé que Miguel no conocía y le dijo: “ven acá, tu tienes 32 pesos y 25 centavos en el bolsillo”; y el hombre tenía 32 pesos y 25 centavos, no tenía ni más ni menos.

(pág 47)

————————-

ANÉCDOTA

Alfonso Roca Iwori Koso fue el único que le dijo a Miguel Febles de qué se iba a morir. Cuando Miguel fue a visitarlo y le contó que se había quemado entonces Alfonso Roca le dijo:

– “Si te vuelves a quemar otra vez, te mueres Miguel”; y así fue.

(pág 49)

Relatos de awó Ogunda Masá Manolo Martínez Navarro en entrevista para Revista “Los Orishas” realizada en Cuba, año 2, número 23. (1995) Caracas, Venezuela.

(Nota del blog: Otras fuentes orales dan testimonio de que cuando Miguel bajaba su Ifá llamaba a Iwori Koso para que le hablara e interpretara el signo, y es un hecho que en cuanto a interpretación Alfonso Roca era una eminencia. No fue muy reconocido en el medio religioso porque no estaba 100% ligado con Ifá ya que tenía otras labores, pero era alguien a quien Odi Ka sin duda alguna oía.)

Linaje de Odi Ka

Sus padres fueron  Ogbe Tuanilara Ramón Febles Molina (1845 – 1939), y la Olorisha América Padrón.

Según David Brown, su año de nacimiento fue 1911.

El padrino de Ifá de Odi ka fue  Babá Eyiogbe Bernabé Menocal; su oyugbona fue  Ogunda Mafún (a quien se le otorgó el título de Achadé y fue el último Obá consagrado en ceremonia especial por  Ogbe Weño, Bonifacio Valdez) Tata Eulogio Rodríguez Gaitán, quien se hizo Ifá cerca del año 1880).

A  Babá Eyiogbe Bernabé Menocal le hizo Ifá  Ogunda Teturá Joaquin Cádiz, quien era Obá en tierras africanas y no llegó como esclavo a Cuba, sino que llegó ya liberto.

A Ogunda Mafún Tata Eulogio Rodríguez Gaitán, le hizo Ifá Oluogueré Kó Kó Oyekun Meyi.

A  Ogbe Tuanilara le hizo Ifá Ojuani Boká Ño Carlos Adebí en el año 1887, el mentor de awó Obara Meyi Ño Remigio Herrera Adchina (1811 – 1905) en suelo americano, y quien lavó el Ifá de awó Obara Meyi que éste se había tragado rápidamente antes de ser apresado por sus captores en África. Su año de nacimiento fue 1845.

Ogbe Tuanilara fue uno de los primeros Olofistas de América. Entre las costumbres de los babalawos criollos de la época estaba el “lavar los pies” de los babalawos mayores.  Ogbe Tuanilara quien tenía entre sus negocios un próspero taller de fabricación de urnas y unas tiendas “lavó los pies”, es decir decir, mantuvo y cuidó durante sus últimos años de vida a Ño José Akon kón Oyekun Meyi, a  Babá Eyiogbe Valentín Cruz, fallecido antes de la I Guerra Mundial, y a Ika Meyi Eseban Fernández Quiñones, igualmente fallecido antes de la I Guerra Mundial.

También fue quien de acuerdo con relatos orales, presentó a Bernardo Rojas Torres, Irete Untendí (1881 – 1959) a los mayores de Ifá de origen africano.

Entre los grandes maestros Ogbe Tuanilara figuró igualmente  Oyekun Meyi Ño José Akon kón, quien nunca inició a nadie pero fue reconocido por todos como un gran maestro de Ifá. Ño José Akon kón se negaba a que se tomara nota de sus enseñanzas, y sólo se mostraba dispuesto a enseñar de manera oral. Por tales razones, cuando Ogbe Tuanilara, Irete Untendi, y  Periquito Pérez Ogbe Yono se vieron en la necesidad de empezar a tomar notas de los mayores africanos que aún quedaban vivos en Cuba, la única forma que tuvieron de tomar notas de las enseñanzas de Ño José Akon Kón Oyekun Meyi fue que dos de ellos entraban a hablar con él, abrían la ventana, y uno se quedaba afuera tomando notas.

Este fue el contexto de crianza de Miguel Febles Padrón, Oluwo Salakó Odi Ka.

Barrer la casa

Se ha transmitido oralmente sobre una costumbre de Odi Ka: se levantaba todos los días a las 4:00 AM y barría su casa.

Es conocido el hecho de que los babalawos se deben despertar todos los días a esa hora. Odi Ka fue ejemplo de obediencia sobre ese particular para los que se han iniciado en Ifá.

Sus coordenadas…

odi ka

La mayor parte de la información sobre los datos biográficos de Odi Ká coinciden en lo siguiente:

Nació en la Habana, el día 28 de septiembre de 1910.
Hizo Kari Osha y coronó Shango en 1919, a los 9 años de edad, siendo su nombre de Olosha : Shango Tola.

Su madrina fue Victoriana Rosarena, omo Obatala y su segunda madrina u oyugbona fue Ayai Timotea Albear, omo Shango.
Hizo Ifá en 1920, a los 10 años de edad. Su signo de Ifa, fue Oddi Ka.

Su padrino de Ifá fue Bernabé Menocal, Baba Ejiogbe, Ifabi Mayesi Orunmila. Su Oyugbona fue Olugere Eulogio Rodríguez “Tata Gaitán”, Ogunda Ofun. Sus abuelos (Babanla) de Ifá fueron : Ifá Omí, Ogunda Tetura y Olugere, Oyekun Melli, dos precursores de Ifá en Cuba que fueron muy conocidos en el ámbito religioso afrocubano.
Su padre, Ramón Febles, Oluwo Ogbe Tua,  fue ahijado de Ño Carlos Adebí Oluwo Iwori Boká, un ex-esclavo que residió en La Habana hasta finales del siglo XIX, y  logró su libertad en el ingenio Calimete de Matanzas, cuando curó a su amo enfermo.
Miguel Febles Padrón, Awó Ni Orunmila Oddi Ka falleció en el año 1986 a la edad de 76 años.

(tomado de http://www.santeria.fr/index.php/Quien-fue-Miguel-Febles-Padron/495/)